Bienvenidos a Kokoro no CLAMP un blog dedicado exclusivamente a CLAMP aquí podrás encontrar; artbooks, scandalation de los mangas en publicación, noticias, traducciones de canciones, entre muchas cosas más. Somos un blog en constante construcción, si hay algo que no hemos publicado puedes dejarnos un comentario por facebook, respondemos más rápido por allá, además puedes enterarte de las novedades y de más cosillas.




Déjanos un comentario para saber que te gusta o que esperas ver más adelante en el blog pero sobre todo disfruta del material que tenemos para ti.

6 de septiembre de 2013

[TRADUCCIÓN] xH - ANOTHERHOLiC Capítulo 1 "OUTHERHOLiC" Segunda Parte.

Reacciones: 


*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Kimihiro Watanuki, era perceptivo.


Pero no en un sentido de que tuviera la idea de percepción sobrehumana. Él no podía leer las personalidades de las personas ni del carácter y nunca dijo nada a lo largo de su vida. 


“Puede actuar como una persona algo rara, pero eventualmente crecerá y será un enemigo poderoso” o “Puedes confiar en él Su forma ruda de hablar es sólo una pose ya que en el fondo es muy bondadoso. Sería de gran ayuda que aprendiera a perdonarse a si mismo.


Él no es perspicaz, es perceptivo.

No ve a la gente, pero si a los espíritus.

Espíritus, cosas que están siempre cerca y que puede ver.

Cosas que no son de este mundo.

Cosas que tal vez, no estaban destinadas a ser vistas.

Pero Kimihiro Watanuki puede verlos claramente.

Esto es un problema para él.


Esto no es una habilidad, es una facultad innata, que no adquirió, resultado de un pensamiento que no es consiente, del flujo de la sangre que fluye por su cuerpo. Una visión que siempre ha permanecido con él, un problema que no sabía como resolver. El verlos no era tan malo, pero había espíritus que  venían a él por su sangre, su sangre que siempre causaba desastres.


Un desastre que debía resolver.
Había hecho que todo lo que podía, pero nunca hacia lo prioritario. Si renunciara tal ve sería lo mejor. Pero incluso así con el conocimiento de ello, no lo deseaba.


-Si tan sólo no pudiera verlos…

Ese deseo estaba en su cabeza todos los días.

Pero era más un rezo que un deseo.


Hace pocos meses atrás, una persona dijo que podía cumplir su deseo


“Tiene que ser una broma” murmuro Watanuki Kimihiro. No, la forma en que pronuncio esas palabras eran más cercanas a un gruñido mientras sus hombros temblaban de rabia. De pie frente a las taquillas que se encuentran afuera de la estación JR Glass, a diez minutos de que cerrará su preparatoria. Escuela Privada Cross, las personas alrededor de él lo evitaban lo más posible.


Sostenía una carta en su mano. Una carta muy corta.


LENTES FALSOS (NO ES UN PARCHE)


Quizá era más una nota que una carta.

Watauki miro de nueva cuenta la taquilla que tenía frente a él: No 45.

El memo era dentro de esa taquilla.


“Sólo podría, (esta cosa) ¿Porqué tiene que ser tan raro?  Y ¿que diablos significa  “lentes falsos (no es un parche)? Nadie puede mezclar esas dos cosas, espera, esta hablando de una cita. Masamune, quien fundo este sitio donde hacen Zunda Mochi… Sendai. ¡Ahh! Esto es más, no puedo ni siquiera ver quien esta detrás de mí.


Fue el atardecer el momento indicado.


La furia de Watanuki Kimihiro era muy fuerte, furia dedicada a alguien que no estaba ahí, las personas se alejaban de él, pero Watanuki no le daba imporantia a ello. Un día antes su jefe le había entregado una llave. La número 45 estaba grabado en la llave, la llave de esa taquilla.


Su jefe –aun cuando Watanuki había sido vigilado por un par de niñas extrañas que no se podía considerar como empleadas así como una mascota que parecía un bollo quien le había dado ordenes de ir ahí sin saber ningún detalle. –Ábreme esa puerta.


“Todo ese trabajo que era descubrir la llave provenía de la taquilla fuera de la estación Glass, y ¿ahora todo esta en orden? ¿No es este un juego de niños de primaria? “
Ningún tipo de grito podía superar su frustración.
Todo el esfuerzo que le había puesto ahora hervía, todo para encontrar un par de anteojos falsos. Él no pensó que terminaría todo al obtener ese artefacto, pero ahora tenia una nueva orden a la que le seguiría otra y otra.


“¡¡Esta jugando conmigo…  esto no tiene que ver nada con mi trabajo!!”
Sus hombros dejaron de temblar y se desplomó.
Parecía que había llegado a su límite.
No importaba que tan absurdo sonara o que tan obvio fuera lo que le pidieran, tenía que hacerlo mientras fueran órdenes de su jefe o mejor dicho jefa Yuko Ichihara.


Total Obediencia.


¿Por qué? Porque era un precio justo
El precio que tenía que pagar para que dejara de ver a los espíritus.


“¡Ahhhh!”


La tienda de Yuko Ichihara, donde Watanuki Kimihiro trabaja no es una tienda como cualquier otra, en esta se cumplen deseos.  Mientras uno pague un precio razonable, no importa que tan extravagantes, fantásticos sean los deseos –aún cuando el deseo sea ya no ver más espíritus- esta tienda los puede cumplir. Es una tienda que cumple deseos.


“Se que el trabajar hará que mi deseo se cumpla, pero siento si reúno las esferas del dragón lo cumpliré antes. ¿En verdad podrá cumplir mi deseo?”


Watanuki tenía ya varios meses trabajando para Yuko y sabía que ella podía cumplir cualquier tipo de deseo mientras se le pagara lo equivalente. Estaba consiente del poder que tenía Yuko.

Pero tenía dudas sobre sus intenciones.

“Ella sigue con eso de pagar lo justo, tal vez piensa que trabajaré para ella gratis, pero ¿qué es lo que quiere en verdad con esos lentes falsos? ¿Los usará? ¿Yuko-san con un par de lentes falsos? ¿O será un estilo Warashibe Choja para poder ver el futuro? ¿Quiere ser rica por ello? Diossss, estoy tan emocionado, pero maldita sea de todos modos…


Él no podía estar ahí esperando por siempre.
Con eso en su mente, Watanuki comenzó a pensar. Él nunca antes había comprado un par de lentes falsos e incluso cuando pensó hacerlo no supo donde comprarlos. “Falsos” eso significa que sólo son un par de vidrios, por lo que entonces no pueden ser tan caros como unas gafas convencionales. Si ella quería unos lentes de sol, estaba seguro de que el mensaje lo hubiera dicho así que debía evitar los lentes de sol.


“No conozco la zona, pero de seguro debe estar cerca de aquí alguno.”

La primer parada segura.

Una tienda de “todo por 100 yens”


Había una tienda como esta en cada zona con un número medio de población la cual tenía un amplio surtido de productos que tienen un precio de 100 yens. Como no tenia idea alguna de lo que quería Yuko decidió gastar lo mínimo así que llevaría algo de cien yens.


Salió de la estación Glass, buscando una tienda de “todo por 100 yens” Para su suerte la encontró cruzando la calle. Bajo la acera de la tienda y se dirigió a la sección de novedades. Había cosas tan extrañas que Watanuki estaba seguro de que nunca antes alguien hubiera soñado con ellos, pero entre todos esos objetos encontró lo que buscaba.


“Tienen lentes para las personas mayores también…Es una buena noticia. Bueno… creo que no debo comprar un par que parezca tan barato… Hmmm, supongo que hay limitaciones en los productos de cien yens. El rojo se ve bien de cierta forma…”


Los compro, con impuestos de 1.05 yens, no tenía cambio por lo que pago con un billete de mil yens que hizo que cargara un puñado de monedas. Watanuki sentia un poco de vació así que cargaba cambio cada que lo tiene.


Salió de la tienda y espero, para sus próximos pedidos.

Tenía los lentes falsos, terminando la misión de la taquilla. Watanuki sólo esperaba ver como llegaban sus nuevas órdenes un tanto emocionado. 

¿Desde atrás?, ¿desde el cielo?, ¿del piso?, o ¿directo en la cabeza?

Nada.

Aparentemente, los lentes falsos eran todas las órdenes de Yuuko por el día de hoy.


“¿Es esto? ¿Nunca seré rico? Es una verdadera lastima” dijo muy bajo y consiente de que era muy egoísta su pensamiento. Suspiro muy profundo. Era tarde y tenía que entregar los lentes falsos a Yuuko y preparar la cena antes de ponerse a trabajar. ¿Cuánto habría ganado ese día para cumplir su deseo? Se sentía como en un juego RPG vagando sin rumbo alguno tratando de subir del nivel 98 al 99. Viviendo un claro ejemplo de la frase “A ninguna parte”


“Me pregunto si me dará un sello… por lo menos así tendré una idea de cuando estoy ganando”


¿O será que su único objetivo es ver que tan deprimente será que no sepa cuanto me falta? Se dice que el viaje más largo comienza con un paso, pero si cuentas cada paso que das, muchas personas se rendirán poco antes de terminar el recorrido.


Lo que tenía que pensar en ese preciso momento es que si todo eso era un broma de Yuuko-san como él lo había pensado desde antes, al regresar a la tienda tiene que reaccionar ante la broma. Tenía que pensar en que tipo de reacción tener en ese momento. La broma era mala y la reacción que tendría tena que ser creíble lo que lo había mas difícil que el rastrear a “Date Masamune Ojo parchado”.


Se dirigió al paso peatonal.

La luz estaba roja.

Los coches caminaban, por lo que Watanuki se detuvo. Cuatro o quizá cinco personas esperaban también el cambio del semáforo.


¿Mnnn?

Una persona llamo su atención.

Estaba cerca.

Mordía su labio inferior…

… se veía muy desesperada.

Pero eso no lo pudo ver Watanuki .

Una mujer bajita y en su hombro …


… algo



Por el momento se dio cuenta, ya era demasiado tarde.

Demasiado tarde para poder hacer algo.

La mujer se había lanzado a los autos.



1 comentario:

  1. Masamune (Gate 7?, lo sé es histoira) las esferas del dragón xD, lanzado al auto como el primer caso de la tipa mentirosa (parecido)

    ResponderEliminar